Tras las copas… la resaca

Decir que la mejor forma de prevenir la resaca es evitar el consumo de alcohol es una obviedad, pero también es cierto. Y es que el alcohol es una sustancia tóxica, que no solo perjudica la salud a largo plazo sino que también provoca otras desagradables secuelas, como deshidratación, mareo, dolor de cabeza, y náuseas o vómitos, entre otros signos de malestar.

Image

En la intensidad y duración de la resaca, además, no solo influye la cantidad de alcohol ingerido, también intervienen otros factores, como el sexo –las mujeres son más sensibles a los efectos nocivos del alcohol–, el peso, la edad –al envejecer metabolizamos peor el contenido etílico de las bebidas y disminuye nuestra resistencia frente a sus efectos nocivos–, y la capacidad individual de tolerancia al alcohol que tiene cada persona.

Sin embargo, si has caído en la tentación y has ingerido suficiente alcohol como para sufrir una resaca, te conviene seguir los siguientes consejos para minimizar las molestias que seguro te va a ocasionar. Y recuerda, el alcohol perjudica la salud, por lo que es mejor evitar su consumo o reducirlo al mínimo y de forma ocasional.

Consejos para la resaca

  • Ingerir zumos de frutas, que nos van a ayudar a recuperar azucares y el equilibrio hídrico de nuestro organismo.
  • Es muy importante beber agua durante todo el día, necesitamos rehidratarnos.
  • Si un síntoma es el dolor de cabeza, aconsejo tomar un analgésico cada 8 horas acompañado de un protector gástrico para no dañar las mucosas de nuestro estómago, ya algo dañadas por el etanol.
  • Si es el estómago el que nos crea problemas debemos de tomar alimentos suaves para no seguir dañando las mucosas del estomago. Infusiones como la manzanilla o el boldo nos ayudaran, incluso los antiácidos, nos pueden ayudar con la acidez estomacal.
  • El cardo mariano es una planta que contiene silimarina, tiene actividad antioxidante, antiinflamatoria, y hepatoprotectora, siendo eficaz para prevenir el daño hepático provocado tanto por el alcohol como por otras sustancias.
  • La dieta en días de resaca no debe incluir grasas, y se deben evitar excesos para que el hígado y la vesícula no tengan que trabajar mucho. A la hora de cocinar los alimentos, además, se optará por hervirlos, cocerlos al vapor, o prepararlos a la plancha.
  • Las frutas también son muy apropiadas en caso de resaca, y las compotas o las manzanas asadas, además, resultan suaves y fáciles de digerir. Otra opción muy recomendable son los zumos de hortalizas mezcladas con frutas, que reponen los nutrientes que el organismo pierde intentando compensar el efecto del alcohol.
  • Tomar suplementos de vitaminas que intervienen en el proceso de metabolización del alcohol, como la B1, B6, B12 y vitamina C, puede mitigar el malestar, pero su efectividad para combatir la resaca no está demostrada
  • Algunos alimentos ayudan a favorecer la recuperación y a mejorar la función depurativa del hígado, un órgano que sufre especialmente por el abuso de alcohol; es el caso de verduras de color verde como la alcachofa, la escarola, la endivia, la achicoria, el cardo o el brócoli. El caldo resultante de la cocción de estas verduras, también te ayudará a hidratarte.

Image

Recuerda beber con moderación y si bebes, no conduzcas. ¡Felices fiestas!