Flora intestinal y probióticos (Parte I)

¿Sabías que tenemos billones de microorganismos vivos en nuestro cuerpo?

El término microbiota engloba todo el conjunto de microorganismos vivos que están presentes de forma natural en nuestro organismo.

Probióticos :: Momentos para cuidarte
Probióticos

Están principalmente en la piel, en la mucosa oral y en las cavidades abiertas, es decir, el tracto gastrointestinal y en el genitourinario. Todas son importantes pero hoy hablaremos sobre los microorganismos intestinales.

En el intestino es donde hay mayor número y diversidad de microorganismos; alrededor de 10 billones, más de 10 veces el número de células que componen todo nuestro cuerpo.

La “flora” intestinal o “microbiota intestinal” está constituída por el conjunto de bacterias y levaduras que habitan de forma natural en el aparato digestivo y se alojan en nuestro intestino.

Pero… ¿qué son realmente estos “bichitos”, cual es su función y por qué son tan necesarios?

El tracto intestinal es estéril cuando nacemos y desde el nacimiento hasta los dos años vamos adquiriendo la microbiota intestinal que quedará de forma permanente cuando somos adultos.

Existen también otros microorganismos vivos que circulan temporalmente por el tubo digestivo y los ingerimos a través de los alimentos, bebidas, etc.

Alimentos con probióticos :: Momentos para cuidarte
Alimentos con probióticos

Este ecosistema vivo y localizado en nuestro intestino actúa interaccionando con nuestro organismo y desempeña un importante papel para nuestra salud.

Cualquier alteración de la microflora intestinal y de sus funciones va a influir en el desarrollo de enfermedades o problemas de salud.

El patrón de flora intestinal es único en cada persona; sus genes y su actividad o la función que realice en el organismo van a contribuir o no a una mejor salud.

Tan importante en nuestra salud es lo que comemos como las bacterias que nos colonizan.

Microbiota intestinal :: Momentos para cuidarte
Microbiota intestinal

¿Cómo actúa la microbiota intestinal en nuestro organismo?

  • Ayuda a digerir hidratos de carbono de la dieta no digeribles como polisacáridos y oligosacáridos.
  • Es un fuente de energía importante para la proliferación bacteriana y produce ácidos grasos de cadena corta para que el organismo los absorba. Así se favorece la recuperación y absorción de iones importantes como calcio, hierro y magnesio.
  • Proporcionan enzimas y favorecen el metabolismo para ayudar a digerir ciertos alimentos como la fibra.
  • Contribuye a la formación de ciertas vitaminas (K, B12, biotina, ácido fólico y pantoténico).
  • Formación de aminoácidos (base de las proteínas) a partir del amoniaco o la urea.
  • “Efecto barrera”, es decir, ayuda a prevenir la invasión de microorganismos patógenos, los que provocan infecciones y enfermedades.
  • Proliferación y diferenciación de células epiteliales del intestino (regeneración del intestino).
  • Ayuda a la activación y buen funcionamiento sistema inmunitario asociado al tubo digestivo (la producción más importante de inmunoglobulinas tiene lugar en el intestino).
  • Diversos estudios han demostrado que puede relacionarse una microbiota intestinal alterada o que no realiza bien sus funciones, con trastornos metabólicos. Esto puede ocasionar síndrome metabólico, obesidad y diabetes mellitus.
Probióticos y sus beneficiosos en la salud :: Momentos para cuidarte
Probióticos y sus beneficiosos en la salud

¿Cómo puede alterarse nuestra microbiota intestinal?

Factores externos:

  • Por el uso de medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, antiácidos, anticonceptivos orales, relajantes musculares, sales de hierro y tratamientos de quimioterapia y radioterapia.
  • Las situaciones de estrés.
  • Dietas pobres en fibra y ricas en proteínas, grasas y azúcares simples.
  • Situaciones de trabajo o viajes en los que se modifique la alimentación.
  • Al envejecer, también disminuyen los microorganismos con efectos beneficiosos (bifidobacterias) y en cambio, hay un incremento de clostridios y enterobacterias.

Trastornos gastrointestinales que pueden alterar nuestra microbiota intestinal:

  • Garstroenteritis infecciosas agudas.
  • Síndrome de intestino irritable.
  • Malabsorción de la lactosa.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Cáncer colorrectal.
  • Infección por Helicobacter pilory.
  • Diarrea asociada a tratamiento antibiótico.
  • Diarrea / estreñimiento.
  • Dolor abdominal, hinchazón, flatulencias y dispepsia.

El tomar microorganismos vivos (probióticos) tiene funciones beneficiosas sobre la microbiota intestinal, ayudando a reforzar la inmunidad intestinal y protegiéndonos del desarrollo de enfermedades que se ven favorecidas cuando el equilibrio de la flora intestinal se encuentra alterado.

En el mercado existen gran cantidad de productos que contienen probióticos, y muchos de ellos se venden en la farmacia. Es importante saber qué probióticos convienen en cada caso, y cuáles son los de mayor calidad, evaluando su eficacia tanto para tratar una enfermedad como para prevenirla.

La semana que viene os hablaremos sobre los probióticos y su efecto beneficioso en la salud. Nos vemos aquí 🙂