Cómo acabar con la piel seca y los picores

Ufff… que terrible es la sensación de picor consecuencia de la sequedad en la piel. A menudo sobrellevamos este malestar sin pararnos a pensar lo fácil que es evitarlo manteniendo la piel hidratada.  A continuación os explicamos todo lo que debéis tener en cuenta para lograrlo. 

Maria Martinez Eslava - Piel seca

La piel es el órgano más extenso y que más crece del cuerpo. Manteniendo en equilibrio el manto hidrolipídico (nuestra barrera natural) favoreceremos una piel sana que realice de forma óptima sus funciones.

¿Qué es el prurito o picor?

El picor, ya sea de forma localizada o generalizada, es el síntoma cutáneo más frecuente, una sensación que llega a ser tal que nos obliga a rascar la zona que nos pica. Con el añadido que cuanto más nos rascamos más se acusa ese picor. Continuar leyendo “Cómo acabar con la piel seca y los picores”

Cuida tu piel también en invierno

Recién estrenado el mes de Noviembre, empiezan a bajar las temperaturas y nuestra piel se ve expuesta al duro invierno.  Existe la falsa creencia de que durante los meses de frío la piel no necesita tantos cuidados porque hay menos sol, nada más alejado de la realidad, pues el frío es uno de los factores que más perjudica la buena salud de nuestra piel causando importantes daños en la piel y produciendo, a largo plazo, deshidratación y envejecimiento.

Maria Martinez Eslava - cuidado piel invierno

TIPOS DE PIEL Y CAUSAS DE SU DETERIORO EN INVIERNO

La piel actúa como una barrera de protección ante los cambios exteriores. Sin embargo, no todas las pieles son iguales, el grado de sensibilidad es diferente y por tanto la manera en que reaccionara  también lo será. Es por este motivo que es importante que cada persona conozca con exactitud las características de su piel y el grupo al que pertenece: grasa, normal, seca y muy sensible.

  • La piel muy sensible es la que más sufre en invierno pero también en verano. Se caracteriza por ser muy irritable tanto con los cambios de temperatura o las alteraciones climatológicas como por el roce con ciertas prendas de vestir. Asimismo, este tipo de piel tiende a sonrojarse y alterarse con facilidad. En estos casos el cuidado y la hidratación deben ser aún mucho mayores que en las pieles normales, mixtas o grasas.
  • La piel seca suele agrietarse y resecarse con facilidad si se le somete a aire frío y también necesita una adecuada hidratación.
  • La piel grasa aguanta mejor los cambios bruscos de temperatura, así como los rigores propios del invierno y del verano.

En la mayoría de las personas se dan varios tipos de piel a la vez dependiendo de las zonas del cuerpo. Además, la piel va evolucionando y modificándose con los años, una misma persona puede pasar por varios tipos de piel a lo largo de su vida.

FACTORES A TENER EN CUENTA EN INVIERNO

Los principales factores asociados al invierno que afectan de forma negativa a la piel son el frío, el viento, la humedad, la lluvia, los rayos de sol (que aunque más débiles, siguen conteniendo los efectos perjudiciales de la radiación UV), los cambios bruscos de temperatura ambiental (contrastes de frío y calor) o la sequedad producida por algunas calefacciones con excesivo calor, principalmente las de aire caliente.  Todo ello provoca una gran deshidratación además de alteraciones cutáneas que se traducen visualmente en una piel seca, descamada y fisurada, que a largo plazo conlleva un envejecimiento mayor de la piel.

Debido a un mayor grado de exposición, y por poseer conductos vasculares de muy pequeño calibre, la piel de los dedos de las manos, los pies, las orejas y la nariz, es la que va a ser más vulnerable a las temperaturas extremas.

PROTECCIÓN DE LA PIEL CON UNA CORRECTA HIDRATACIÓN

Es muy importante hidratarse tanto por dentro (bebiendo la cantidad necesaria de agua, dieta equilibrada…) como por fuera (utilizando los cosméticos adecuados a cada tipo de piel y de forma correcta, uso de prendas protectoras,…); ya que el aspecto de nuestra piel depende, en gran medida, del estado de hidratación que su estrato córneo posea, dotándola éste de la elasticidad, flexibilidad y suavidad características de una piel bella.

Te recomiendo la utilización a lo largo de todo el año de una crema hidratante que lleve protección solar incorporada para cuidar y prevenir la piel ante cualquier agente externo. Es suficiente con un índice de protección número 15 o 20 para pieles normales, o mayor si la piel es muy sensible.

Protección de los labios

Los labios son una zona de nuestra piel especialmente frágil, sensible y vulnerable a las agresiones externas; por ello, sobretodo en invierno, necesitan una atención constante que puede resumirse en: protección, hidratación y prevención del envejecimiento. Es fundamental, ahora que se acerca el invierno, cuidar nuestros labios utilizando los cosméticos adecuados (cremas, lápices labiales,…) con factor de protección solar si es necesario, para prevenir que se deshidraten, se agrieten o se quemen por el sol.

Protección de las manos

Después de una jornada intensa de frío nuestras manos agradecerán una buena capa de crema hidratante. Tras una ducha o un último lavado y antes de irnos a la cama, es importante realizarnos un masaje con una crema hidratante para que actúen durante la noche. Pese a cuidar nuestras manos por la noche es importante mantener el cuidado durante el día, con cremas de bolsillo, que nos ayudaran al mantenimiento de la hidratación y a la prevención de la sequedad. Recuerda que las manos al no tener vello están mas desprotegidas, unos buenos guanates te ayudaran a resguardarlas del frío.

PRODUCTO DEL MES: ENDOCARE AMPOLLAS

Maria Martinez Eslava - Endocare ampollas

Este mes queremos destacar Endocare Ampollas por su eficacia en la reparación, hidratación, regeneración y protección de la piel.  Las monodosis Endocare contienen una solución intensiva formulada con una alta concentración de la innovadora tecnología SCA Biorepair que estimula la formación de células nuevas en la piel para favorecer la reparación cutánea y prevenir y reducir la presencia de las primeras arrugas.  Además, Endocare está reforzado con vitaminas C y E. Su gran potencia regeneradora, hidratante y antioxidante lucha contra los radicales libres, aporta luminosidad y mejora progresivamente los signos del fotoenvejecimiento devolviendo la vitalidad a la piel en unos instantes.

Aplicaremos el contenido de una ampolla de Endocare Ampollas sobre la piel limpia de cara, cuello y escote en días alternos durante 10 días una vez al mes.