Protección solar en la montaña

Maria Martinez Eslava - proteccion solar montaña

Normalmente cuando hablamos de protección solar, tendemos a pensar en protegernos del sol cuando estamos en la piscina o en la playa, pero ¿qué ocurre cuando practicamos deportes de montaña? Si hay un lugar en el que no podemos dejar de aplicarnos un buen protector solar, es precisamente ahí, en la montaña.

Los rayos solares pueden afectarnos en todos los lugares, pero a medida que subimos en altitud, van aumentando y multiplicándose considerablemente los efectos de la radiación solar. De hecho, se estima que por cada 1.000 metros que subimos en altura, aumenta la intensidad de los rayos solares en un 15%.

Si además estamos en zonas nevadas, debemos tener en cuenta que la nieve refleja los rayos ultravioleta  cinco veces más que la arena de la playa, por lo que el daño que puede sufrir nuestra piel es importante. Además, las bajas temperaturas habituales en las zonas montañosas, el viento y el aire seco pueden afectar a nuestra piel, resecándola y reduciendo su nivel de hidratación.

Continuar leyendo “Protección solar en la montaña”

Anuncios