Descubre cómo depurar fácilmente tu organismo.

Es muy bueno, o mejor dicho, más que necesario, hacer una puesta a punto del organismo, una depuración en condiciones que nos deje como nuevos para sentirnos y estar bien. 

¿Sabemos cómo hacerlo correctamente, de manera fácil y de forma segura?

Depurar hígado, riñon, vesícula biliar. ¿Cómo hacerlo? :: Momentos para cuidarte
Depurar hígado, riñon, vesícula biliar. ¿Cómo hacerlo?

Es un buen momento en esta época en la que volvemos a nuestra rutina, al orden que de alguna manera habíamos olvidado o  alterado durante el verano.

Aunque muchas veces queramos evitar el contacto con determinadas sustancias, el cuerpo va acumulando toxinas que provienen del exterior: pesticidas, contaminantes del aire, metales pesados, etc. Otras toxinas provienen de medicamentos y algunos alimentos que tomamos: alimentos procesados, bebidas con aditivos químicos y estimulantes, alcohol… Incluso nuestro propio cuerpo genera toxinas, ya sean producto del funcionamiento normal del metabolismo o las sustancias que las mismas bacterias de nuestro intestino producen.

¿Cómo comenzamos?

Los principales órganos que se encargan del proceso de depurar, transformar y eliminar las toxinas que se van acumulando en nuestro organismo son hígado y riñón. 

Mantenerlos al 100% de su buen funcionamiento, unido a unos correctos hábitos y estilo de vida es fundamental para nuestra salud.

El aparato digestivo sano y la integridad del intestino también son necesarios. (Os hablamos hace dos semanas sobre  la protección que ejercen sobre el sistema digestivo los probióticos y prebióticos, pincha aquí).

Os recordamos que la fibra es muy importante ya que acelera el tránsito de las toxinas evitando su depósito y reabsorción (además estimula la microflora intestinal).

Flora intestinal: probióticos y prebióticos :: Momentos para cuidarte
Flora intestinal: probióticos y prebióticos

Entonces… ¿cómo haremos esta depuración?

A veces se utilizan dietas depurativas que consideramos un poco agresivas y deficientes para el organismo, cuando en realidad se puede hacer de una forma sencilla y saludable.

Existen soluciones que son mejores, con un efecto “descongestionante” del hígado ya que al “licuar” la grasa en este órgano, mejoran su función.

  • Agentes lipotrópicos: son dos vitaminas del grupo B, colina e inositol, junto a un aminoácido, L-metionina, tres nutrientes que el cuerpo utiliza para metabolizar y eliminar la grasa del hígado, de forma que se facilita la vía de eliminación de la grasa presente en el organismo.
Depurar hígado :: Factores lipotrópicos :: SOLGAR :: Momentos para cuidarte
Depurar hígado :: Factores lipotrópicos :: SOLGAR
  • Cardo Mariano: Uno de los componentes imprescindibles en detoxificación. Su componente activo es la silimarina, pero también contienen flavolignanos y otros flavonoides. Protege las células hepáticas y estimula su buen funcionamiento.
  • Diente de león: Su raíz estimula la secreción de los órganos digestivos y así favorece las funciones renales y hepáticas.
  • Alcachofa: Ayuda a estimular la salud hepática y contribuye al buen funcionamiento de la vesícula gracias a su principio activo, la cinarina, favoreciendo la eliminación de líquidos e impurezas.
  • Grosella negra: Depurativa, estimulante y protectora del hígado, la vesícula biliar y los riñones.
  • Rábano negro: Es una planta que por su contenido en azufre orgánico estimula la depuración del hígado y la vesícula biliar. Muy recomendado en digestiones lentas y como depurativo y reconstituyente para la recuperación después de excesos de comidas y alcohol. Tiene también propiedades expectorantes y antisépticas, así que viene bien en épocas de gripes, resfriados…
Digestivo y depurativo hígado y vesícula biliar :: Momentos para cuidarte
Digestivo y depurativo hígado y vesícula biliar :: Momentos para cuidarte
  • Bayas de acai y arándanos mejoran el metabolismo de combustión de las grasas y  así protegen el funcionamiento del riñón.

¿Cuándo conviene hacer una depuración?

Antes de comenzar un programa de depuración o detoxificación debemos contar con un buen estado de salud general, no debilitada por ninguna enfermedad grave (en tal caso, consultar antes con el médico).

Lo ideal para cualquiera es hacer una limpieza de hígado dos veces al año; son buenas fechas: después de vacaciones, fiestas, excesos o temporadas de estrés y en cambios de estación. También es muy importante la depuración de hígado antes de comenzar a tomar suplementos de Omega 3.

Vamos, que momentos idóneos tenemos varios para no olvidarnos de hacerlo.

También tendremos especial cuidado de no olvidar la depuración de estos órganos tan importantes en las personas que toman bastante medicación. Así mismo será esencial para quienes  tengan hígado graso.

No olvidar la depuración antes o durante un programa de pérdida de peso. Al bajar peso, con dieta y ejercicio se movilizará la grasa.  Pero si nuestro hígado está saturado de grasa (a veces, incluso, tras años de mala alimentación) no se favorece la eliminación de esta grasa que ahora intentamos perder.

 

Depurarse y sentirse bien :: Momentos para cuidarte
Depurarse y sentirse bien

Es el momento de depurarte.

No lo dejes pasar. Te sentirás bien, estarás bien.

 

Tiempo detox: limpieza de tu organismo.

Al imaginar nuestro cuerpo como una piscina, hígado y riñón serían los filtros que limpian el agua (en nuestro caso la sangre) de las toxinas. En algunas ocasiones, la piscina se sobrecarga de suciedad y los filtros se colapsan no pudiendo limpiar eficazmente. Lo mismo sucede con nuestro hígado y riñones, que tras los excesos no pueden filtrar tan eficazmente la sangre llena de toxinas. Si “desatascamos” los filtros conseguiremos el buen funcionamiento de nuestro organismo  y nos encontraremos mucho mejor y con más energía. 

depurar_higado_momentos_para_cuidarte_maria_martinez_eslava

Dar un descanso a hígado y riñón permitiendo que se recuperen y fortalezcan es el objetivo de toda cura depurativa y de detoxificación; si bien es cierto que es un proceso del que últimamente se habla más, en realidad siempre ha sido igual de importante.

¿Cuándo depurar nuestro organismo?

Nuestro organismo nos avisa cuando hay una sobrecarga de toxinas debido a excesos puntuales o continuos e inadecuados. Aparecen una serie de síntomas que nos producen malestar como son:

  • Sensación de cansancio y fatiga
  • Síntomas digestivos tales como: vientre hinchado, gases, pesadez, nauseas, estreñimiento, malas digestiones…
  • Mal aliento
  • Mala circulación, retención de líquidos
  • Depresión, cambios de humor
  • Desequilibrios hormonales
  • Problemas de piel: acné, eczema, sequedad, prurito…
  • Dolores de cabeza y mucosidad (en ocasiones)

Aunque la mayoría somos conscientes de que  podemos modificar ciertos hábitos, cuando aparece alguno de estos síntomas nos debemos plantear que algo no funciona correctamente. De hecho, es más recomendable convertir la detoxificación en una práctica habitual (1 ó 2 veces al año, según necesidades) antes de que los síntomas aparezcan.

Es muy importante tener en cuenta que antes de empezar un programa de detoxificación, debemos contar con un buen estado de salud general, no debilitada por ninguna enfermedad grave (en tal caso, debemos consultarlo antes con el médico).


¿Cuál es el momento ideal para iniciar la depuración?

Cuando se sufre cualquiera de los síntomas descritos anteriormente. Y también:

  • Después de un periodo de ingesta inadecuado y/o excesivo como Navidad, Sanfermines, viajes, vacaciones, tras una época de ansiedad…
  • En un cambio de estación.
  • Antes de iniciar un programa de pérdida de peso.
  • En cualquier momento en que sintamos que el organismo necesita un descanso de los hábitos alimenticios incorrectos.

¿Por qué se acumulan toxinas y de dónde vienen?

El cuerpo va acumulando toxinas que provienen del exterior: pesticidas, contaminantes del aire, metales pesados, medicamentos, etc. Otras toxinas provienen de los alimentos que comemos, bebidas con aditivos químicos, estimulantes o alcohol. Incluso nuestro propio cuerpo genera toxinas, ya sean producto del funcionamiento normal del metabolismo o las sustancias que las mismas bacterias de nuestro intestino producen.

Es decir, las toxinas que va acumulando nuestro cuerpo, en cuanto a la alimentación, no sólo se deben a momentos puntuales en los que cometemos excesos (que también), sino muy a menudo, a una situación mantenida en el tiempo de malos hábitos (pequeños o grandes) de alimentos inadecuados, horarios desordenados, etc… Todo ello va saturando el organismo.

¿Cómo se depura nuestro cuerpo?

El cuerpo elimina las toxinas neutralizándolas, es decir, transformándolas para que puedan ser eliminadas por la orina o las heces (y en menor medida a través de los pulmones y la piel).

Una salud gastrointestinal con un colon sano permite eliminar correctamente y evita que los alimentos permanezcan en el colon durante largos periodos de tiempo pudiendo volverse tóxicos. Si no son eliminadas, estas toxinas se estancan y se distribuyen a otros órganos y tejidos pudiendo dar lugar a graves problemas de salud.

Mantener un hígado, limpio y depurado es fundamental para que realice sus principales funciones implicadas en la depuración y detoxificación del organismo, sobre todo, y muy importante en lo referente a las grasas.

Dieta detox

alimentacion_saludable_momentos_para_cuidarte

  • Para limpiar nuestro organismo es esencial que bebamos mayor cantidad de líquido, sobre todo agua, que mejora el drenaje para eliminar las toxinas.
  • También será importante, que la dieta detox contenga pocas grasas (menos todavía grasas saturadas), sino las más saludables (aceite de oliva, pescado azul…).
  • Disminuir al mínimo  la cantidad de azúcares simples (pastas, harinas no integrales, bebidas y comidas azucaradas…).
  • Evitar la comida rápida y los alimentos precocinados ya que inhiben los procesos normales de eliminación.
  • Incluir en nuestra dieta vegetales y frutas frescas (cuantas más raciones crudas mejor), cereales integrales, arroz integral, legumbres, nueces, semillas, ya que son fuentes ricas en fibra hidrosoluble, necesaria para que se produzca una eliminación adecuada.
  • Evitar el alcohol y tabaco.
  • Y ayudar a este proceso de detoxificación tomando suplementos como son los agentes lipotrópicos o  hierbas desintoxicantes.

 Agentes lipotrópicos

Producen un efecto “descongestionante” del hígado ya que al licuar la grasa en este órgano, mejoran su función. De esta manera, la función hepática sobre las grasas y la función de filtrar y eliminar toxinas del organismo se activa. Por ejemplo, son factores lipotrópicos la colina bitartrato, el inositol y la L-Metionina.

IMG_7251

Los agentes lipotrónicos se presentan de forma simple en forma de tabletas, y se toma  una tableta en cada comida durante 15 días. En personas que tomen mucha medicación, que tengan hígado graso o que por su estilo de vida mantengan una alimentación desordenada o con más excesos, es mejor que el tratamiento sea de 30 días. 

Hierbas y suplementos depurativos 

Algunos de los importantes extractos en la depuración del organismo son:

  • Cardo Mariano: Uno de los componentes imprescindibles en detoxificación. Su componente activo es la Silimarina, pero también contienen flavolignanos y otros flavonoides. Su función es la de proteger  las células hepáticas y estimular su buen funcionamiento.
  • Diente de león: Su raíz estimula la secreción de los órganos digestivos y así favorece las funciones renales y hepáticas.
  • Alcachofa: Ayuda a estimular la salud hepática y contribuye al buen funcionamiento de la vesícula gracias a su principio activo, la cinarina, favoreciendo la eliminación de líquidos e impurezas.
  • Grosella negra: Depurativa, estimulante y protectora del hígado, la vesícula biliar y los riñones.

pranadraine_pranadrom_depurar_momentos_para_cuidarte_maria_martinez_eslava

La solución bebible de Pranadraine, ejerce una acción 3 en 1, depurativa, estimulante y protectora del hígado, la vesícula biliar y los riñones. La forma de tomarla es práctica y muy sencilla. Cada mañana antes del desayuno se toma un tapón de 25 ml (no es necesario diluirlo, pues yo creo que tiene un rico sabor gracias al zumo natural de manzana  y el anís estrellado, pero se puede tomar también con agua o zumo de fruta).

El comienzo del año es un buen momento para depurar nuestro organismo.

Cuando nos depuramos nos encontramos ¡BIEN!

Estamos más activ@s,  más content@s y más preparad@s para conseguir lo que nos propongamos.