Como limpiar y mantener los cepillos de dientes

Debido a que uno de los propósitos principales de un cepillo de dientes es remover las bacterias de tu boca, es importante que lo mantengas higiénico y libre de bacterias. Aquí van mis recomendaciones:

  • Manténlo cubierto si viajas, pero no en casa. Cuando viajes, pon tu cepillo de dientes en una cubierta especial. No lo dejes descubierto en tu maleta o neceser, pues puede llenarse de polvo, mugre y bacterias. Por lo contrario,  cuando estés en casa, no lo tapes con una cubierta, pues las condiciones húmedas pueden causar el crecimiento de bacterias. Si te ves en la necesidad de usar frecuentemente una cubierta para cepillo de dientes, busca una que tenga pequeños orificios que permitan el paso del aire.
  • Guarda el cepillo de forma vertical en un vaso o un contendor especial para cepillos de dientes, el cual tenga varios orificios para que los cepillos de dientes se mantengan separados y que permita que éstos se sequen al aire.
  • Enjuágalo bien después de cada cepillado. En caso de que se te olvide, es muy probable que se forme una capa de pasta dentífrica en la base de las cerdas. Para que desaparezca, sólo debes dejar el cepillo en remojo un rato en agua con vinagre.
  • Se debe cambiar cada 3 meses. Pasados los 3 meses de uso regular, un cepillo es menos efectivo para remover la placa de los dientes y de las encías, en comparación con un cepillo nuevo. Las cerdas pierden resistencia y por consiguiente efectividad para llegar a las áreas difíciles de alcanzar alrededor de los dientes.

Imagen

Y recuerda… cepillo limpio, dientes más sanas 🙂

Higiene Bucal Infantil

Dentro de la higiene diaria no debemos olvidar el cuidado de nuestra boca durante todas las etapas de la vida,  aparte de mejorar nuestra imagen,  la falta de ésta podría acarrear múltiples enfermedades. Es de gran importancia inculcar hábitos de higiene dental ya des de la infancia, etapa en que los padres jugarán un papel clave. Será importante seleccionar el cepillo y dentífrico adecuado.

Imagen

¿Qué dentífrico es el más adecuado?

La pasta de dientes más adecuada dependerá de la edad del niño, ya que el desarrollo de la dentición pasa por distintas etapas. Deberemos garantizar el máximo efecto protector del flúor frente la caries pero minimizando el riesgo colateral de fluorosis (desarrollo dental incompleto). Por lo tanto,  lo más importante al elegir una pasta de dientes para tus hijos será tener en cuenta la concentración de flúor.

  • Entre 6 meses y 3 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con una 500 ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante. En niños menores de dos años, lo importante que se cepillen los dientes (incluso sin pasta, sólo con agua), el efecto mecánico del cepillado y el que adquieran el hábito del cepillado dos veces al día es lo realmente importante.
  • Entre 3 y 6 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 1.000ppm de flúor y y la cantidad similar a un guisante.
  • Más de 6 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 1.000 ppm de flúor y la cantidad de 1 – 2 cm. La elección entre las distintas pastas de dientes se basará en las preferencias  de sabor del niño, es importante que tenga un sabor agradable para el niño.

Por ejemplo, la pasta de dientes Junior de Vitis tiene una concentración de flúor de 1.000 ppm, adecuada a partir de los 3 años de edad.

Imagen

Trucos para hacer del cepillado un momento divertido

Conseguir que los niños se laven los dientes puede ser una ardua tarea. Así, la clave para que un niño coja el hábito de cepillarse los dientes a diario es hacer que esto se convierta en un momento divertido y no en una obligación.

  • Momento familiar:  convertir el momento de cepillarse los dientes en una actividad familiar. Que los hermanos se laven los dientes todos juntos, o que padres e hijos compartan el momento es una buena táctica para que el niño se sienta a gusto. Seguramente empezará a imitarlos, cuando lo haga, apláudale y dile  lo bien que lo ha hecho, cuanto más feliz y emocionada vea a la familia, más querrá cepillarse los dientes para que los demás se sientan orgullosos.
  • Momento musical: un buen truco es cantar canciones o escuchar su música favorita. Cepillarse al ritmo de la música siempre es una actividad divertida, incluso nos podemos inventar coreografías.
  • Cepillos especiales: elija un cepillo divertido, que le guste, es interesante que el niño le acompañe a elegir su propio cepillo, e incluso comprarle varios cepillos de colores diferentes, para que así pueda cambiar cuando se aburra.

Imagen

  • El baño como habitación de juegos: decorar el baño de forma que le parezca atractivo al niño siempre es una buena idea. Por ejemplo, colocar algunos de sus dibujos por las paredes, permitir que tenga acceso al espejo o comprarle un soporte para colocar el cepillo de dientes que parezca un juguete.
  • Utilizar una aplicación para Smartphones o Tablets:  Podemos utilizar una app como la de Happy Touch, diseñada para ayudar a los niños a lavarse los dientes. Los pequeños de a partir de dos años, podrán limpiarse los dientes con un caballo, perro o liebre. Primero deberán marcar qué han comido y tras ayudar al animal a lavarse los dientes será su turno.                             

Imagen

Consejos a tener en cuenta

  • Dejar que el niño se cepille él mismo, y más tarde hacerle un último repaso para asegurarse que los dientes están bien limpios.
  • Utilizar poca pasta dentífrica, ya que contra más cantidad se usa más espuma se creará en la boca del niño, lo que le dificultará la tarea del cepillado.
  • Asegurar  que el niños escupa la pasta dentífrica. Su ingestión puede llevar a la fluorosis y provocarle manchas en los dientes.
  • Es muy importante su actitud, debemos mostrarnos entusiasmados y hace del momento del cepillado la actividad más emocionante del mundo, eso se lo trasmitirá al niño.
  • Debemos enseñarle al niño  las técnicas correctas del cepillado.
  • En lugar de cepillarse antes de ir a dormir, acostumbre al niño a hacerlo después de la cena, o antes de ver su programa de televisión favorito. Seguramente le dará menos pereza.

Cepillo: ¿eléctrico o manual?

La gama de cepillos dentales que nos ofrece el mercado es muy amplia y variada, pero dentro de todo el abanico de opciones encontramos una clasificación muy clara: cepillo eléctrico o manual. La pregunta que muchos plantean es: ¿cuál es mejor? La respuesta no es tan sencilla como parece.

cepillarse-los-dientes-1

Los cepillos eléctricos requieren, por parte del usuario, de una técnica más sencilla que los cepillos manuales, pero de un tiempo de cepillado similar. Se trata, por tanto, de tener paciencia para pasarlo minuciosamente diente por diente y cara por cara. Si esta operación se realiza de forma correcta no sólo no se reduce el tiempo de cepillado sino que se iguala o incluso aumenta respecto al cepillado manual.

Los cepillos dentales eléctricos intentan imitar el cepillado manual de diversas maneras, unos se mueven de lado a lado, otros de forma circular,etc. La revisión de los estudios sobre el tema demuestra que los cepillos que hacen movimiento de rotación y oscilación (cuando el cabezal gira en una dirección y luego en la otra) resulta ser mejor opción que los manuales a la hora de eliminar la placa y reducir la inflamación gingival, siempre y cuando se use correctamente.

La principal diferencia entre ambos pasa por tu gusto personal ya que se trate de manual o eléctrico, la motivación de tener una salud dental de acero y una sonrisa de cine es la clave, y eso se consigue simplemente echándole tiempo y técnica.