Cómo elegir la mejor crema

La primera vez que usamos una crema o serum estamos expectantes por comprobar que los resultados esperados y beneficios mágicos que han motivado su compra son verdaderos y se reflejan en nuestro rostro. Te dejamos con unos consejos clave para encontrar tu crema ideal. 

MME - Cómo elegir la mejor crema

Existen muchos motivos que me inclinan a comprar una crema u otra. Ahí está el conocimiento del profesional para ayudar a que tu elección sea la acertada, de manera que si consigo mi objetivo y además encuentro un plus, es una compra redonda.

Buscamos hidratarnos, protegernos del sol, tratar imperfecciones o patologías de la piel, buscamos mejorar, vernos y que nos vean bien, con una piel más cuidada, bonita y por qué no, más jóvenes y guapas.

Hay cremas y tratamientos buenos, con activos nuevos y realmente eficaces, fáciles de usar y a buen precio pero siempre deben utilizarse siguiendo una buena recomendación y buscando el beneficio para cada caso, ya que así trataremos lo que nos preocupa. Es decir, optimizaremos el tratamiento, ahorraremos dinero y estaremos satisfechos con la elección. Continuar leyendo “Cómo elegir la mejor crema”

Cuidado de la piel en invierno

 El invierno conlleva no solamente cambios en el paisaje y una considerable bajada de las temperaturas, sino que también trae consigo daños en la piel en forma de sequedad, enrojecimiento, tirantez e incremento de la formación de arrugas. Deberemos dedicar a nuestra piel un cuidado especial durante los días fríos para evitar las sensaciones de tirantez, las irritaciones y la sequedad. Con la entrada de hoy te proponemos una serie de consejos para que cuides tu piel también en invierno.

Maria Martinez Eslava - Cuidado de la piel en invierno1. Hidratar a diario y varias veces al día la piel. Elige una buena crema hidratante que contenga componentes humectantes (glicerina, propilénglicol, urea, lactato sódico…) y componentes oclusivos (lanolina, silicona y sus derivados, etc). La textura de la crema ideal dependerá también del tipo de piel y de si se padece alguna afección de base: en general, el fluido será mejor para las pieles mixtas o grasas y la crema para las maduras y secas. Es recomendable aplicarla a la hora de acostarse para la reparación nocturna de la piel seca.

2. No olvides la protección solar y las gafas de sol también en invierno, especialmente en zonas donde haya nieve, ya que ésta refleja el 80% de la radiación solar. Los rayos del sol, aunque parecen más suaves en invierno que en verano,  siguen siendo agresivos.

3. Limpia tu rostro mañana y noche. Elige un producto limpiador suave que no aumente la agresión diaria que el frío ocasiona.

4. Evita en lo posible los cambios bruscos de temperatura ya que ello aumenta la posibilidades de aparición de capilares dilatados. Por ejemplo:

  • Evita ducharte con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.
  • Evita temperaturas por encima de los 24ºC en tu hogar, ya que la calefacción reseca el ambiente, haciendo que tu piel también se reseque. Usa un humidificador para humidificar el ambiente.
  • Cuando te laves las manos no uses agua demasiado caliente. Sécate siempre bien las manos suavemente, sin frotar demasiado para respetar la delicada epidermis.

5. Usar guantes y prendas de abrigo. Sobre todo aquellos pacientes con sensibilidad al frío y que suelan padecer de perniosis (sabañones) o fenómenos de Raynaud (dedos de las manos fríos y que tornan en color blanco, azulado y rojo)

Maria Martinez Eslava - piel invierno6. Disminuye la ingestión de alcohol y el consumo de tabaco pues, junto con el frío, disminuyen la vascularización cutánea con lo que aumentan las rojeces y la deshidratación. Ademas, repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres.

7. Prestar especial atención a las zonas más sensibles. Tanto los labios y los manos como las rodillas y los codos se deshidratan durante los días fríos. Os recomiendo que utilicéis las fórmulas adecuadas  para todas las zonas de la dermis que pueden verse afectadas.

  • Las manos son una parte del cuerpo muy delicada, que también sufre con el frío. Para ello, debes procurar aplicar una crema de manos específica varias veces al día sobre tus manos, previamente lavadas y así evitar que se resequen y salgan pequeñas heridas. También, procura llevar guantes cuando salgas a la calle y así las mantendrás protegidas.
  • Los labios, también son una parte muy delicada que se escama y se agrieta con las bajas temperaturas. Lo mejor es, que uses a diario un bálsamo regenerador para hidratarlos y protegerlos de los contraste de temperatura.
  • Mima también tu cuello y escote, ya que es una piel frágil y que suele envejecer más notablemente.

8. Exfolia tu rostro y tu cuerpo: realiza cada semana o 10 días un peeling corporal, exfoliando tu cuerpo para actuar contra la sequedad y las células muertas.

9. Hidratarte desde el ‘interior’ bebiendo agua regularmente y cuida tu alimentación aumentando el consumo de vitamina C y antioxidantes.

10. Pide todas las recomendaciones y consejos que se te pasen por la cabeza, te esperamos detrás del mostrador para resolver todas tus dudas 🙂

¡Cuida tu piel durante todo el año y no olvides compartir nuestros consejos con tus amig@s!

¿Hidratar o Nutrir la piel?

Para el cuidado de nuestra piel disponemos de dos tipos básicos de crema: la hidratante y la nutritiva. Será importante conocer el uso de cada una según las necesidades de la piel y también conocer los elementos que contienen.

Maria Martinez Eslava - hidratar o nutrir

Las cremas hidratantes

La crema hidratante, como su nombre indica, sirve para incrementar o preservar el contenido en agua de la piel. Es el primer tipo de crema que uno debería empezar a utilizar. Se recomienda empezar a hidratar la piel entre los 20 y 25 años, etapa en la que el efecto de los factores ambientales (frío, sol, calor, etc.) empiezan a ser visibles. En algunos casos, el uso de cremas hidratantes puede adelantarse a los 17 años, en casos en que la persona sufre problemas dermatológicos que contribuyen a la sequedad cutánea (dermatitis atópica, eccema, acné, etc.). Hasta los 30-25 años de edad, será suficiente aplicar una crema hidratante por las mañanas, previa limpieza de la piel. A partir de los 35 nuestra piel también tendrá la necesidad de ser nutrida .

Las cremas nutritivas

Los efectos del paso del tiempo, una alimentación inadecuada, las enfermedades o el estrés impiden una adecuada nutrición celular y  disminuyen la producción de proteínas como el colágeno y la elastina. Es por este motivo que debemos nutrir la piel externamente. Las cremas nutritivas, a través de sus ingredientes ricos en aminoácidos y minerales, otorgan a las células cutáneas la capacidad de autoregenerarse y mantenerse en buen estado.

Principales componentes

Componentes hidratantes

  • Urea: es un factor humectante natural de la piel, un hidratante muy intenso que ayuda a repararla eliminando las rugosidades producidas por la sequedad. Es el componente principal de toda crema hidratante para el rostro.
  • Ceramidas: son componentes esenciales de la capa más externa de la epidermis, el estrato córneo, cuya integridad ayuda a mantener la piel hidratada gracias a su efecto de barrera, actúan como el cemento en un muro de ladrillos: ligan las células muertas entre sí, frenando la pérdida de agua del cuerpo y la penetración de sustancias nocivas desde el exterior, al tiempo que confieren elasticidad y cohesión al conjunto.
  • Ácido Hialurónico: su función es hidratar captando las moléculas de agua, además estimula las células encargadas de producir colágeno y elastina, disminuyendo la aparición de arrugas y proporcionando una mayor resistencia y estabilidad.
  • Ácido Glicólico: forma parte del manto ácido de la piel y contribuye a exfoliarla, liberándola de células muertas y evitando la pérdida de agua.

Componentes nutritivos

  • Aminoácidos: la crema nutritiva tiene abundantes aminoácidos, elementos que nutren las células para que no pierdan su capacidad de multiplicarse y autorregenerarse.
  • Coenzima Q 10: poderoso antioxidante que le brinda a las células la energía necesaria para cumplir con sus funciones vitales manteniendo la piel joven.
  • Colágeno: dota a las células de estabilidad, flexibilidad y cohesión además de protegerla de agresiones externas.
  • Minerales: sodio, potasio, magnesio, flúor y calcio incrementan la capacidad vital de multiplicarse de las células.

EL PRODUCTO DE LA SEMANA 

Maria Martinez Eslava - Bioderma Crealine

Por ser toda una revolución en el mundo de las cremas, el producto de la semana es la BB cream, concretamente, la de Bioderma: Sensibio AR BB Cream

Las siglas BB responden a las iniciales de “Blemish Balm” (bálsamo para inmperfecciones), se trata de un producto multifunción, ya que combina las ventajas de los cuidados hidratantes, correctores, reparadores, ensalzadores de la luminosidad y protectores anti UV.

 Destacar la capacidad de adaptacion a todo tipo de pieles de esta crema gracias a su fórmula lineal.

Sensibio AR BB Cream, reúne 7 propiedades básicas:

1. Reduce y previene las rojeces gracias a Rosactiv® en las pieles más sensibles, pudiéndose utilizar diariamente después de los procedimientos cosméticos como inyecciones o láser.

2. Calma. Al contener alantoina + aceite de Canola + Enoxolona + Laminaria, calman instantáneamente la sensación de calor, muy frecuente en las personas que padecen rojeces.

3. Hidrata: el aceite de canola crea una barrera natural en la piel y previene la pérdida insensible de agua.

4. Protege de los rayos UV. Contiene SPF 30 y UVA17, para estar protegidas en todo momento del sol.

5. Cubre las rojeces.

6. Unifica el tono y revela luminosidad. Los pigmentos de óxido de hierro y los polvos reflectores de luz aportar una cobertura natural que revela luminosidad.

7. Suaviza la piel para un acabado aterciopelado.

Aplicación: Por la mañana sobre la piel limpia. En el caso en que tu piel requiera cuidados específicos (anti arrugas, por ejemplo) no abandones tus productos habituales ,combínalos con la BB cream para potenciar sus efectos.