Cómo cuidar tus uñas

Para mostrar unas manos bonitas, también debes cuidar tus uñas en profundidad. Mímalas a diario y marcate una rutina semanal para mantenerlas cuidadas. A continuación, te propongo unos sencillos consejos que te ayudarán a conseguir unas uñas de diamante:

Maria Martinez Eslava - uñas

  • Siempre que te pintes las uñas es muy importante que elimines los restos de laca de uñas con un disolvente sin acetona. Tras aplicar el disolvente y retirar la laca de uñas, lávate las manos para evitar que el disolvente quede demasiado tiempo en contacto con las uñas y las reseque.
  • Para que las uñas estén siempre en buen estado, ocúpate a menudo de las cutículas. Estas pequeñas pieles que protegen la base de las uñas se rompen fácilmente. Para eliminarlas, introduce las manos en un bol con agua templada y jabón durante unos 5 minutos para ablandarlas y poder retirarlas con más facilidad. Retíralas hacia atrás con ayuda de un bastoncillo o de un palito retira cutículas.

Continuar leyendo “Cómo cuidar tus uñas”

Lacas de uñas. ¿Cómo saber si son buenas o no?

Los esmaltes o lacas de uñas, se utilizan para dar color y obtener una superficie lisa, brillante y uniforme en las uñas. Además, incluyen activos que protegen las uñas y las hacen más resistentes.

La mayor parte de las lacas de uñas mezclan cinco componentes fundamentales:

  • 1% de pigmentos
  • 7% de resina: le dan brillo, dureza y cohesión
  • 7% de plastificante: le proporcionan flexibilidad y adherencia
  • 15% de agente filmógeno: le confiere dureza y resistencia
  • 70% de solvente: determinan la extensibilidad y rapidez en el secado.

Generalmente elegimos un esmalte de uñas por el color y por el precio. Sin embargo hay muchos otros factores que deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir un esmalte de uñas aunque esos no se vean a simple vista, como son:

  • Debe ser duradero. un esmalte bueno debe durar puesto unos cuantos días (mínimo 7) en buen estado, sin descascarillarse, desprenderse, perder el brillo, etc.
  • Facilidad de desmaquillado. Un buen esmalte debe retirarse fácilmente, con un par de pasadas de algodón embebido en quitaesmalte debe desaparecer el 90% del color.
  • Debe contener un buen pincel. Un pincel bueno es aquel que no es excesivamente ancho ni demasiado estrecho, es decir, que necesitemos aproximadamente 3 pasadas de pincel para cubrir toda la uña.
  • Brillo duradero. El brillo de un esmalte de uñas es otro de los factores esenciales. Cuando a las pocas horas de maquillarnos las uñas el esmalte ya ha perdido su brillo y aparece es que el esmalte es mediocre. Lo ideal es que pasados 3 ó 4 días el brillo permanezca si no inalterable, prácticamente igual.
  • No debe malmeter la uña. Al desmaquillarnos no nos debería quedar reseca la uña ni la piel de alrededor . Tampoco debería dejarnos la uña blanquecina.

Una de las lacas de uñas que reúnen todas estas cualidades son las de la casa suiza Mavala:

Image