Protección solar en los niños.

fotoprotector_solar_fisico_mineral_niños_blog_momentos_para_cuidarte_protector_-e1467008296785

La semana pasada ya os anunciamos que hablaríamos de la “protección solar en los niños”, pues era una de las partes primordiales del reciente estudio de Cinfa Salud del que hablamos, viendo las conclusiones y recomendaciones en cuanto a fotoprotección.

¿Por qué es tan importante la protección solar en los niños?

1- La piel de los niños es más fina, inmadura y su capacidad de producir melanina es mucho menor. Por ello sus mecanismos de defensa están disminuidos siendo más sensible a los efectos nocivos del sol. Muy especialmente la piel de los menores de 1 año.

 “Los bebés menores de 1 año nunca deben estar expuestos directamente al sol”.

2- Se estima que la mayor parte de la exposición solar de una persona la ha recibido antes de los 21 años. Hasta esa edad se está tres veces más expuesto al sol que los adultos, pasando más horas al aire libre.

Un niño protegido correctamente hasta los 20 años tendrá un 80% menos de riesgo de desarrollar un cáncer de piel”.

3- La piel tiene memoria. Significa que las quemaduras y el daño que se producen en nuestra piel por el sol son acumulativos e irreversibles y sus consecuencias pueden aparecer al cabo de los años.

Una quemadura solar en la infancia es factor de riesgo para el desarrollo de melanoma y otros cánceres de piel cuando sean mayores”.

4- Un buen hábito y ejemplo para nuestros hijos es que antes de salir de casa nos apliquemos protección solar correctamente durante todo el año. El sol nos da en el monte, en la piscina, en la playa… pero también en el parque, en el patio del colegio o cuando jugamos al futbol. Por eso en invierno con cremas hidratantes con FPS 15-20 y en verano 30-50.

Los hábitos de fotoprotección es muy importante que se adquierean desde la infancia para luego mantenerlos en la vida adulta”.

Cremas de protección para los niños.

Muchas veces nos preguntamos: ¿Qué factor de protección utilizo en un bebé? o ¿puedo aplicarle a mi hijo mi crema de protección solar?

Los bebés nunca deben exponerse al sol. No se aconseja el uso de fotoprotectores en menores de 6 meses. Siempre intentaremos evitar el sol directo; pero cuando es inevitable y existe riesgo de que le dé el sol, sí que les aplicaremos en zonas  pequeñas como cara o manos un fotoprotector con filtro físico y con factor de protección FPS 50+

Estos filtros físicos deben utilizarse en este caso y también en todos los niños menores de 3 años.

Los filtros físicos, también llamados minerales, son pigmentos inorgánicos (óxido de zinc, dióxido de titanio, mica) que no dejan pasar la radiación solar. Actúan a modo de pantalla, de forma que por una parte, reflejan la luz y por otra la absorben, ofreciendo así una extraordinaria protección frente a la radiación solar.

Las fórmulas con filtros físicos han ido cambiando (ya no dejan un residuo tan blanquecino como los de antes) y sus texturas han mejorado muchísimo. Aunque sean algo menos cosméticas que el resto, existen marcas muy buenas y con texturas muy agradables al utilizarlas.

Estas protecciones físicas o minerales no son exclusivas de los niños.

Además de su uso en niños menores de 3 años, estos filtros físicos al ser protecciones no irritantes, ni sensibilizantes,  resultan muy beneficiosas y seguras, en ciertas situaciones:

  • En pieles con dermatitis atópica.
  • En pieles reactivas o fotosensibles.
  • En personas que tengan alergia a los filtros químicos.
  • En quemaduras, lesiones o cicatrices recientes.
  • Después de tratamientos médicos-estéticos.

Los niños necesitan productos específicos pediátricos. No deben utilizar nuestro filtro solar de adultos. (Nosotros si podemos utilizar los suyos, pero ellos los nuestros no). Tienen la piel más fina y permeable y los fotoprotectores pediátricos, cumplen con la normativa en concentraciones de filtros para proteger su piel delicada.

image

Nunca debe utilizarse una protección menor de 50 y cuando son niños de piel clara, cabello rubio, pelirrojos o pecosos además FPS 50+ se han de extremar todas las precauciones de una aplicación y reaplicación correcta.

  • Aplicar 30 minutos antes de la exposición solar.
  • En cantidad suficiente, por todas las zonas del cuerpo.
  • Y reaplicar cada 2 horas y siempre tras bañarse o secarse con la toalla.

Otras medidas de protección además de la crema solar.

Además del fotoprotector existen otras medidas – como la indumentaria (ropa y accesorios)- que van a influir y reforzar mucho una mejor protección frente al sol.

Es importante que utilicen vestimenta adecuada, como camiseta de manga corta y “pantalonetas”.  En los bebés, cuanto más tejido cubra su piel, muchísimo mejor. “Nada de enseñar las lorcitas”.

Los colores oscuros protegen más que los claros y algunos tejidos, como el algodón, la viscosa, el rayón y el lino, protegen menos que otros como el nailon o la lana, la seda y el poliéster.

♦ Utilizar sombreros y gorras que ala ancha, que cubra su cabeza y cuello.

Es bueno que los niños sepan valorar desde pequeños, que según disminuye el tamaño de nuestra sombra, el sol es más peligroso. A menor sombra mayor intensidad de radiación solar.

image

 Gafas de sol para evitar los daños oculares. Es necesario en niños y en adultos. La protección debe ser 100% frente a los rayos UV y sólo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea. Es importantes utilizarlas y que bloqueen los rayos ultravioleta para proteger la parte delicada alrededor de los ojos, así como los ojos en sí. Nunca utilizar lentes que no lleven filtro UV o no estén homologadas. Los niños necesitan versiones más pequeñas -siempre lentes reales y homologadas-, como las de los adultos, pero para niños (no lentes de juguete).

Las lentes  para el sol no homologadas al ser de color oscuro, provocan que nuestra pupila se dilate para adaptarse al color de la lente;  al no ser una lente correcta que bloquee los rayos UV, lo que ocurre es que la radiación que penetra en el ojo va a ser mucho mayor, con peores consecuencias para la salud ocular. Cuando no nos protegemos los ojos, pueden aparecernos después reacciones oculares inflamatorias como fotoqueratitis y fotoconjuntivitis. Otras consecuencias más importantes son, que de forma crónica y a largo plazo, aumentará el riesgo de cataratas y, por tanto pérdida de visión.

Y no olvidar:

  • Que en los días nublados también pasa radiación solar.
  • Aunque la sombra sea nuestra mejor aliada, no olvidar aplicar fotoprotector debajo, ya que algunos tipos de superficies como la arena, agua, nieve o hierba reflejan la radiación solar.
  • Hidratar al niño con regularidad, evitar la franja horaria de 12 a 16 horas y procurar la sombra necesaria.
  • Durante la exposición solar no aplicar perfumes sobre la piel del niño. 

 

image

Protegiéndoles bien del sol,

protegemos no sólo su piel,

también su salud.

 

Anuncios

Las 3 claves para protegernos bien del sol.


Todos los años por estas fechas hablamos mucho de fotoprotección. Desde los blogs, revistas y distintos medios tratamos el tema del sol, sus riesgos, sus beneficios, la importancia de la protección solar, las cremas, las radiaciones, el cáncer de piel…

proteccion_solar_cinfasalud_blog_momentos_para_cuidarte

Aunque los hábitos han ido cambiando a lo largo de estos años y pensemos que nos protegemos bien y suficiente frente al sol, NO LO ESTAMOS HACIENDO BIEN.

Acabamos de conocer un dato que nos ha llenado de preocupación (sí, preocupación), cuando pensábamos que todo iba mucho mejor. Creemos sinceramente que todos debemos conocerlo y también tomar las medidas correctas para que cambie.

ALERTA: sólo un 2,5 % de la población española se protege correctamente del sol.

Este dato que tanto me ha sorprendido, se desveló en el II Encuentro Cinfa Salud dirigido a periodistas de salud, farmacéuticas y bloggers. A este encuentro organizado por Laboratorios Cinfa tuve el placer de asistir, con unas compañeras excepcionales, donde expertos en fotoprotección nos hablaron sobre las cuestiones importantes en torno a este tema. Nos mostraron en primicia el resultado del IV Estudio CinfaSalud: Percepción y hábitos de la población española sobre fotoprotección.

Fueron dos jornadas intensas, que disfrutamos y donde aprendimos mucho. A todas nos sorprendieron los datos y conclusiones. Y aunque este tema ya nos parecía muy serio, todavía nos sensibilizaron más sobre el riesgo que tiene la radiación solar sobre la piel si no se protege correctamente. Ojalá os lo pueda transmitir en este post.

La Dra. Aurora Garre, del equipo médico de Laboratorios Cinfa, nos expuso las conclusiones de este cuarto estudio CinfaSalud. Un estudio avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Este estudio se realizó sobre una muestra representativa de 3000 personas, de distintas comunidades de España. Hombres y mujeres entre 18 y 65 años respondieron a un cuestionario digital, para ver realmente cómo nos protegemos, conocer qué nos preocupa de los efectos nocivos del sol y qué hacemos para evitarlos.

Así se ha sabido que a un 80% de los encuestados lo que más les preocupa es tener cáncer de piel. De nuevo resulta paradójico que ante tal preocupación sólo un 2,5% se proteja correctamente, cuando va a ser una de las medidas fundamentales para evitar el cáncer de piel.

Escuchamos al Dr. Pedro Redondo Bellón, especialista de la Academia española de Venereología y Dermatología (AEDV) que también incidió en las recomendaciones imprescindibles para proteger nuestra piel del sol.

Nos dieron las claves para cambiar ese “fatídico” dato del 2,5% del que os hemos hablado. En realidad, basta con cumplir tres sencillos pasos que aseguran la correcta aplicación del protector solar:

claves_proteccion_solar_cinfasalud_blog_momentos_para_cuidarte

  1. Aplicar el protector solar 30 minutos antes de exponernos al sol.

La piel debe estar limpia y seca para aplicarlo. Es mucho más fácil y efectivo si aplicamos la protección solar en casa ya que nos la podemos aplicar tranquilamente, sin ropa, asegurándonos de llegar a todas las zonas en las que nos puede dar el sol.

2. Utilizar la cantidad suficiente de fotoprotector. Aplicarlo de forma generosa, aproximadamente 2 mg/cm², esto equivale a 6 cucharillas de producto para todo el cuerpo de un adulto de talla normal).

Pocas personas aplican la cantidad necesaria. Este es uno de los grandes y habituales errores, porque consideramos que vamos protegidos, y no es así. Una obsesión en muchos hombres y adolescentes sobre todo, es “que no me quede blanco o ni pringoso”; esto hace que no se protejan bien. Se puede elegir el filtro solar adecuado a nuestro tipo de piel, hoy en día los laboratorios dan mucha importancia a la cosmeticidad de las cremas porque es importante para luego aplicarlas y reaplicarlas correctamente, consiguiendo texturas cómodas y agradables en su uso.

Extremar las precauciones en las partes más sensibles del cuerpo (cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines).

No olvidar proteger también labios y cabello.

  1. Renovar la aplicación cada 2 horas y después del baño.

Reaplicar el filtro solar cada 2h y siempre después de bañarnos. También cuando sudamos o practicamos deportes o después de secarnos con la toalla.

Cuando salimos del agua es recomendable secarse bien y aplicarnos la crema antes de volver a bañarnos.

No existen situaciones de exposición solar en las que no sea necesario el uso de un fotoprotector. En especial debemos extremar las precauciones en el caso de los niños ya que se encuentran más desprotegidos ante los efectos nocivos del sol.

Utiliza gafas de sol para evitar los daños oculares.

La protección debe ser 100% frente a los rayos UV y sólo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea. Es importantes utilizarlas y que bloqueen los rayos ultravioleta para proteger la parte delicada alrededor de los ojos, así como los ojos en sí. Nunca utilizar lentes que no estén homologadas o si dudamos de su garantía. Las lentes  para el sol no homologadas al ser de color oscuro, provocan que nuestra pupila se dilate para adaptarse al color de la lente;  al no ser una lente correcta que bloquee los rayos UV, lo que ocurre es que la radiación que penetra en el ojo va a ser mucho mayor, con peores consecuencias para la salud ocular. Cuando no nos protegemos los ojos, pueden aparecernos después reacciones oculares inflamatorias como fotoqueratitis y fotoconjuntivitis. Otras consecuencias más importantes que de forma crónica y a largo plazo
es que aumentará el riesgo de cataratas y, por tanto pérdida de visión.

En cuanto a las recomendaciones del reciente estudio es importantísimo también todo lo referente  a la fotoprotección en niños. Por eso, preferimos dedicarle un post entero y hablar de ello la semana que viene.

Protejámonos bien del sol:

no sólo es nuestra piel, también nuestra salud.

 

Me alegro de haber asistido a esta experiencia #CinfaSaludSol y poder recordar, como

el primer día, domingo por la tarde, nos reunieron en el Hotel Aire de Bardenas, en el mismo parque natural de las Bardenas Reales, en Tudela (Navarra). Allí tras conocernos todas las asistentes, pudimos admirar el entorno, disfrutar de las maravillas del hotel, de sus habitaciones tan diferentes y peculiares, de la calma que se respira y de cada detalle que hacen a este hotel tan único y especial. 🙂

hotel_aire_de_bardenas_cinfasaludsol_proteccion_solar_cinfasalud_blog_momentos_para_cuidarteblogeras_bloggers_proteccion_solar_cinfasalud_blog_momentos_para_cuidarte

El segundo día fue también genial ya que nos llevaron a los Laboratorios Cinfa en sus instalaciones de Olloki. Allí, su presidente Enrique Ordieres, el equipo técnico, médico y de comunicación de Cinfa y expertos de la Asociación Española de Dermatología (AEDV) nos dieron las recomendaciones para la salud de nuestra piel y nos contaron los resultados del IV Estudio CinfaSalud. Realizamos un taller-experiencia con los productos solares Be+ y una visita guiada para conocer todos los detalles del proceso de fabricación de un medicamento.

cinfasaludsol_proteccion_solar_cinfasalud_blog_momentos_para_cuidarte

Agradezco muchísimo a Laboratorios Cinfa por darme esta oportunidad de conocer a grandes personas y disfrutar de una experiencia tan interesante, cercana y completa.

cinfasaludsol_proteccion_solar_cinfasalud_estudio_blog_momentos_para_cuidarte

He podido aprender mucho para ahora poder ponerlo en práctica y  transmitirlo cada día. Gracias de nuevo.

 

 

Todo a punto para unos pies bonitos.

Por fin se acerca el buen tiempo. Cambiaremos el look de invierno por el de verano. Eso significa también hacerlo con el calzado, y es ahora cuando nos acordamos más (porque los vemos…) de nuestros pies. En realidad debemos cuidarlos todo el año. Pero es en este momento, cuando les prestamos más atención. Queremos verlos y que los vean bonitos.

pies_cuidados_verano_sandalias_blog_momentos_para_cuidarte_mme_farmacia_María_Martínez_Eslava_farmalastic_

Sandalias de tacón, chanclas, el uso de calzados sin la protección de medias o calcetines, los días de calorazo… Conseguir que estén sanos y cuidados es posible con estos sencillos 10 consejos:

  1. Lávate los pies todos los días.

Los pies suelen una de las zonas que más sufren en verano. Podemos utilizar agua tibia y jabón. Es importante secar los pies a fondo y asegurarse de que están bien secos tras el lavado, especialmente en la zona entre los dedos ya que las zonas húmedas se convierten en un lugar de cultivo para gérmenes, bacterias y hongos.

  1. Hazte una pedicura con frecuencia.

Realizarte una pedicura de manera regular ayudará a suavizar tus pies. Lo ideal sería cada dos semanas, ya sea una pedicura profesional o casera. Para una pedicura rápida solo necesitaremos cortar y limar las uñas, remojar los pies en 2 litros de agua en un recipiente grande con una taza de sal durante 10 minutos para luego utilizar una piedra pómez (o similar) en los talones y retirar las cutículas. Finalmente, seca bien los pies y aplica crema hidratante.

Importante: no abusar de las piedras pómez, raspadores cerámicos, pulidores o aparatos… Es decir, lo ideal es cada dos semanas, o como mucho cada semana. En ningún caso, cada poquitos días, pues lo único que conseguimos es que se genere más rápidamente y con mayor grosor la capa de piel que pretendemos eliminar (la que forma las durezas y callos).

  1. Hidratar, hidratar e …. Hidratar (lo más importante).

Utiliza crema hidratante para tener los pies suaves y flexibles, especialmente si tienes la piel muy seca y/o se te agrieta en la zona de los talones. Aplica la crema hidratante con un movimiento circular tras el baño o ducha y antes de dormir.

La crema ha de ser específica para los pies o crema con urea, pues hace que estos mejoren antes.

Para conseguir la rutina de la hidratación de los pies y no dejar de lado esta buena costumbre, lo mejor es tener la crema a mano en el lugar donde nos la demos cada día. Cada uno elige: en el baño si lo vas a hacer después de la ducha, en la mesilla de noche si es antes de ir a dormir, incluso hay quien la tiene en su sala de estar porque se la aplica cuando está en su sofá. ¡Todo es válido para conseguir no olvidarte de tus piececitos!

Hay personas que siempre tienen los pies perfectos y cuidados. Es algo que siempre he envidiado y además pienso que no es difícil mantenerlos bien, porque con pocos cuidados, pero constantes, los pies son muy agradecidos.

Y además… ¡Truco! Ponte calcetines un rato, tras hidratar los pies, antes de ir a dormir, esto supondrá una hidratación extra para tus pies, con ello los poros de la piel se abrirán y la crema penetrará mucho mejor.

pies_cuidados_verano_sandalias_blog_momentos_para_cuidarte_mme_farmacia_María_Martínez_Eslava_farmalastic_crema_protector

Recomiendo la Crema de Pies Ultra-Hidratante de Neutrógena. Se trata de una crema especialmente desarrollada para reparar los talones agrietados y proteger la barrera natural de la piel, consiguiendo unos pies sanos y suaves, y proporcionando una agradable sensación de alivio. Su fórmula, rica en glicerina y vaselina, es altamente hidratante y retrasa la pédida de agua. Además, contiene alantoína, un ingrediente que promueve y acelera los procesos de cicatrización natural de la piel, es decir, ayuda a la piel a regenerarse  para conseguir una mayor suavidad.

  1. Masajea tus pies.

Masajear los pies te ayudará a relajarte. Recuerda que los pies llevan el peso de todo el cuerpo al andar y un masaje ayudará a destensionarlos y a mejorar la circulación.

  1. Exfolia tus pies.

Fácilmente la piel de los pies se endurece y reseca, por ello es ideal exfoliar los pies para eliminar las células muertas acumuladas. Aplica el exfoliante mediante un masaje circular.

  1. Aplica protector solar también en los pies.

El protector solar es tan importante para la piel de los pies como lo es para la piel del resto del cuerpo. Cuántas veces ocurre que se quema solamente esa parte del cuerpo por olvidar darnos el protector solar…

  1. Utiliza calzado adecuado.

Debemos recordar que los pies también necesitan respirar, por ello, es importante no utilizar zapatos apretados. Elige el calzado sensatamente cuando tengas que estar constantemente de un lado para otro, dado que los pies no perdonarán tan fácilmente un calzado equivocado. En el caso de los tacones para ocasiones especiales, podéis ayudaros de las almohadillas para prevenir y aliviar el dolor plantar; es muy importante que estén fabricadas con silicona de alta calidad y con el grosor correcto, 1,5mm.

pies_cuidados_verano_sandalias_blog_momentos_para_cuidarte_mme_farmacia_María_Martínez_Eslava_farmalastic_almohadilla_plantar_protector

  1. Protege tus pies con protectores.

Protege tus pies frente a las ampollas o los puntos doloridos causados por una fricción excesiva. Existen distintos productos para las distintas zonas, que previenen el enrojecimiento y distribuyen la presión de diferente forma.

pies_cuidados_verano_sandalias_blog_momentos_para_cuidarte_mme_farmacia_María_Martínez_Eslava_farmalastic_protector

Es muy importante emplear el calzado adecuado para cada situación (especial para practicar deporte, cómodo para andar…). Muy recomendable no utilizar siempre los mismos zapatos, lo ideal es alternar su uso.

9. Píntate las uñas y presume de pies radiantes.

Añade un poco de tu color favorito deslizando la brocha en carreras largas desde el centro de la uña hasta la punta del dedo, y luego haz lo mismo en la derecha y la izquierda.

Ahora además puedes atreverte con un montón de colores para combinar con tu ropa

¡no hay límites!

     10. Ve descalza siempre que puedas.

Siempre que sea posible es recomendable andar descalza por la hierba, arena de la playa, alfombras y moquetas para activar la circulación de la sangre y dejar que el pie transpire.

pies_cuidados_verano_blog_momentos_para_cuidarte_mme_farmacia_María_Martínez_Eslava_farmalastic_andar_playa

Ya empieza el camino hacia el verano…