Aclarando dudas sobre la menopausia

 

Aclarando dudas

Hace ya tiempo que pensaba tratar en este blog temas directamente relacionados con la salud de la mujer y el día 18 de octubre es el día Mundial de la Menopausia. Esta es la razón para que hoy y en las próximas semanas tratemos éste y otros temas relacionados, que consideramos tan importantes.  Vamos a poner a vuestro alcance la información que consideramos de interés no sólo para las mujeres sino para tod@s:

  • Mujeres que ya están en la menopausia, para conocer mejor lo que pasa y que se puede estar muy bien aunque se atraviese ese momento.
  • Mujeres que vayan a pasarla, es decir que estén en una edad próxima o más o menos próxima a la menopausia, para que puedan preparar su cuerpo de modo que la menopausia no provoque demasiados trastornos.
  • Los que conviven con las mujeres de esa edad, para comprender, respetar y así poder ayudar tanto a la mujer como a la propia relación que con ella mantienen. El conocimiento y la información nos hace más sabios y mejores.

Estando con amigas pocas veces hablamos o nos planteamos qué hacer (ejercicio, terapias, alimentación, suplementos, cremas…) para llegar a esta etapa de la mejor manera. Incluso como farmacéutica me doy cuenta de que también los sanitarios focalizamos más la información en el tratamiento y manejo de los síntomas, que en una información global para abordar mejor esta etapa.

menopausia_informacion_momentos_para_cuidarte_2

La desinformación o información incompleta sobre la menopausia, junto a los signos negativos que ha arrrastrado durante años, ha generado mitos y falsas creencias que han provocado que algo tan natural, que produce este cambio fisiológico en la vida de las mujeres, se asocie mentalmente, se convierta para muchas, en una especie de enfermedad, en un síndrome que “nos toca”, al cual tenemos que someternos ¡e incluso a veces sin tratarlo!. Siendo esto causa de muchos fracasos terapéuticos.

Esto puede llevar a encontrarnos en algunos casos o en determinados momentos con cierta ansiedad, temerosas e incluso avergonzadas de lo que nos ocurre durante esta etapa.

Conocer los cambios que las mujeres atravesamos a lo largo de nuestra vida es la mejor forma de conocernos a nosotras mismas y así en cada momento ir sorteando las dificultades y disfrutar también lo que tiene cada etapa.

Por ejemplo, el simple temor a engordarse (que es lo primero que a muchas nos pasa por la cabeza) lo vemos de distinta forma si os digo que, lo que ocurre en realidad, es una reconversión de la grasa corporal. Al igual que en la etapa de la pubertad,  los estrógenos  que contribuían a la distribución de la grasa corporal dando mayores contornos femeninos, en la menopausia disminuyen dichos estrógenos, que provocan dicha reconversión de la grasa. La grasa que estaba en un sitio ahora se distribuye de otra manera, depositándose más en la tripa, tronco… (Esto como veremos puede evitarse con medidas saludables que ya os explicaremos; es decir, no es del todo inevitable).

peso_menopausia_momentos_para_cuidarte

La llegada de la última regla de la mujer (anunciando el fin de su etapa reproductiva) trae consigo cambios que incluyen tanto al aspecto físico como al psicológico. Es importante conocer esto, por eso el primer paso y el más importante es informarnos.

Hoy y las próximas semanas trataremos de aclarar aspectos que esperamos que te sirvan, que te ayuden. Ya sabes que este blog lo hacemos para cuidarte.  

No olvides que siempre es importante un asesoramiento especializado para garantizar al máximo nuestra calidad de vida. Por eso desde aquí también os recuerdo que todas debemos realizar nuestras revisiones ginecológicas. Según comentan los ginecólogos, muchas de nosotras ni nos acordamos de  la última vez que fuimos. O tal vez desde el último parto o por alguna situación comprometida o especial que nos llevó a ir.  Es importantísimo recordaros que las revisiones ginecológicas son necesarias e imprescindibles durante toda la vida de la mujer como prevención de enfermedades, mantenimiento de la salud  y para una vida sexual más satisfactoria. Durante la menopausia el ginecólogo es el mejor profesional que os informa y diagnostica para la prevención. Os aconsejará el tratamiento apropiado que se necesita y en cada caso concreto valorará los posibles riesgos (en ciertos casos) a tener en cuenta, dándoles la mejor solución.

¿Qué es la menopausia y la perimenopausia?

La llegada de la última regla anuncia la llegada de la menopausia, que es la desaparición definitiva de la menstruación durante 12 meses consecutivos.

Suele producirse sobre los 48-50-52 años y  si aparece antes de los 40 años se considera menopausia precoz.

La interrupción de la regla no suele ser de forma brusca, lo normal es que los ciclos menstruales se presenten diferentes e irregulares a como los teníamos habitualmente (o más cortos o más largos, e incluso con sangrado más abundante). Los desarreglos que solemos nombrar,  es decir este periodo, puede durar alrededor de 6 años y es llamado perimenopausia y abarca desde el comienzo de estos ciclos irregulares hasta el primer año sin regla. Es un periodo en el que es importante recordar que aunque haya periodos de faltas , es necesario utilizar un método anticonceptivo durante el primer año sin regla.

A partir de aquí pasaríamos al periodo de 10 años que abarcaría el periodo de la postmenopausia.

 

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo para que comience la menopausia?

En la menopausia cesa la función de los ovarios. A lo largo de la vida, en la mujer, el número de folículos ováricos va disminuyendo hasta que en la menopausia ya no existen  más. Al perder la actividad de los folículos se produce un déficit de hormonas sexuales femeninas, estrógenos y progesterona.

 

¿Qué cambios voy a tener?

En la menopausia hasta un 70-80% de las mujeres experimentan síntomas en menor o mayor nivel en la menopausia (es decir también hay un afortunado y no despreciable porcentaje que no los tiene, de un 20 a un 30%). Como hemos dicho antes tenemos que trasladar, comunicar lo que nos pasa, lo que nos preocupa a quién nos puede ayudar para que se identifiquen los síntomas que dan en cada una y plantear las posibles soluciones para cada caso.

menopausia_informacion_momentos_para_cuidarte_3

Los síntomas más comunes son:

  • Sofocos y sudoración nocturna (tranquilas porque para esto hay remedio)
  • Sequedad vaginal, irritación y dispareunia (dolor en las relaciones sexuales), debido a la falta de lubricación (igual que hemos dicho remedio para lo anterior para esto también)
  • Alteraciones del estado de ánimo, con ansiedad, nerviosismo, irritabilidad y cambios de humor. (Los complementos de los que hablaremos disminuirán todos estos efectos que harán nuestra vida más fácil durante esta etapa; ánimo)
  • Alteraciones del sueño (normalmente se producen si aparecen sofocos durante la noche, que ya hemos dicho que podremos remediar).
  • Síntomas urinarios, la incontinencia urinaria es un problema complejo y multifactorial.  (Ya hablaremos más de esto también).
  • Sequedad de piel y aumento del vello. La piel pierde elasticidad, humedad y turgencia volviéndose más seca. Aumenta el vello sobre todo en el labio superior y barbilla y disminuye en axilas, pubis y cuero cabelludo. Todo esto se soluciona con medidas dermatológicas y cosméticas que en los últimos años han evolucionado de forma que nos hacen ahora la vida muchísimo más fácil hasta el punto de que muchos de estos síntomas quedan totalmente minimizados y controlados.
  • Sexualidad, la disminución hormonal no siempre es un factor determinante de disminución de la líbido. El impacto directo de la bajada de estrógenos sobre la sequedad y mucosa vaginal lo tratamos para que esto no influya en esta pérdida de interés y se trate más de un asunto de actitud personal. Existen ahora productos de una calidad excepcional e incluso con capacidad de aumentar el flujo sanguíneo local y así contribuir gracias al efecto calor a aumentar el deseo sexual.

Como os imagináis estos síntomas que pueden presentarse no siempre serían llevaderos para quienes los sufren si no se hace nada de nada, pero afortunadamente la Medicina y la Fitoterapia tiene importantes recursos para paliar tales efectos.

Después de la menopausia  aumentarán el riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares al bajar los estrógenos y progesterona que hasta ese momento se encargaban de mantener los ciclos menstruales pero además ejercían una acción beneficiosa sobre los huesos y el aparato cardiovascular. Es muy importante que desde jovenes y antes de llegar a esta etapa, sigamos algunos consejos para adoptar hábitos saludables y llegar con menos complicaciones.

sintomas_menopausia_momentos_para_cuidarte

Una vez aclarado lo más importante sobre la menopausia (y para no hacer este post interminable) la próxima semana hablaremos de lo que podemos hacer para conseguir estar mejor y un decálogo de consejos para hacer la menopausia y sus efectos realmente llevaderos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s