10 pecados para tu piel

Maria Martinez Eslava - 10 pecados para tu piel

1. No protegerte del sol. De todos los ‘pecados’ capitales, este es el que tiene peor absolución. Malos hábitos para la piel hay muchos pero uno de los más comunes es la exposición al sol. La falta de protección solar o el hecho de no renovarla periódicamente es el elemento que mas contribuye al envejecimiento de la piel. Y no solo es necesario hacerlo en verano, pues el sol nos llega todo el año y todos los días.

2. Comer mal. Hay alimentos que son positivos para la piel y así lo han demostrado estudios científicos. Cuando vayas a hacer la lista de la compra, ten en cuenta que las carnes rojas, los embutidos, las frituras, el azúcar y los congelados son perjudiciales para la piel y pueden llegar a fomentar el envejecimiento prematuro. En su lugar, intenta que en la cesta haya vegetales de hojas verdes, tomates, ajo y jengibre, nueces y semillas, yogur y miel.

3. Fumar y beber más de la cuenta. Estos hábitos minimizan el transporte de oxígeno y nutrientes a la piel por parte del organismo, ya que repercuten negativamente en la circulación y microcirculación, haciendo que esta se debilite, pierda el brillo y acelerando la degradación del colágeno y la elastina. Por ello el tabaco y el alcohol cuanto más lejos mejor.

4. No desmaquillarte. La falta de limpieza o una limpieza inadecuada puede ser muy perjudicial para la salud y belleza de la piel. Si la limpieza es pobre o mala, impedirá que la piel respire, favorecerá la aparición de poros obstruidos e impedirá que los tratamientos sean absorbidos correctamente y por tanto, su acción será mínima. Pero tampoco debemos limpiar la piel en exceso, ya que en exceso dejaremos la piel desprovista de su capa protectora y alteraremos su pH.

5. No hidratarte o hacerlo con productos que no son los indicados para ti. La hidratación es esencial para la piel, recuerda que tres cuartas partes de nuestro cuerpo es agua. Pero no vale cualquier cosa, deberemos seleccionar el producto más adecuado para nuestra piel. El uso de cremas erróneas incidirán en los problemas de nuestra piel en vez de solucionarlos.

6. Pensar que los años no pasan para tu piel. No puedes utilizar la misma crema en todas las etapas de tu vida. La pieles maduras presentan un daño acumulado en la piel, que a partir de una edad pierde capacidad de formar colágeno y ácido hialurónico, con lo cual está más deshidratada. Su ciclo de regeneración celular es mucho más lento. En suma, precisa de mayores cuidados

7. No hacer ejercicio. El sedentarismo aumenta nuestros niveles de estrés y ello se traduce en una menor luminosidad, una piel más apagada y menos tersa. Mientras que el deporte aumenta la circulación sanguínea, y por tanto la oxigenación de la piel y el transporte de nutrientes.

8. Dormir poco. Dormir mal aumenta los signos de envejecimiento de la piel y se producen alteraciones de la barrera cutánea o ultravioleta (UV) para luchar contra los factores de estrés ambiental.

9. Toquetear los granitos. No se deben tocar nunca pues generalmente se sobreinfectan y la inflamación residual, además de durar mucho tiempo, nos obliga a protegerla del sol para que no pigmente.

10. Tocarte mucho la cara. Las bacterias, los virus y los alérgenos que haya en la mano se transmiten a la piel y puede agravar el acné, la dermatitis de contacto y el herpes. Piensa que cada día tocas puertas, dinero,barras del metro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s