La importancia de la exfoliación en el envejecimiento de la piel

El envejecimiento de la piel no perdona. Las células del cuerpo se deterioran de una manera distinta a la del rostro. Si bien no aparecen arrugas a simple vista, una de las principales alteraciones que sufrimos con el paso de los años es la pérdida elasticidad del cuerpo, se vuelve quebradiza y progresivamente se vuelve menos suave.

Maria Martinez Eslava - Exfoliacion corporal

Por esta razón, a medida que pasan los años se hace más urgente que semanalmente exfoliemos nuestro cuerpo. Las células van envejeciendo y produciendo una descamación profunda si no se eliminan de la epidermis. Para tener una piel suave todos los días del año debemos realizar la exfoliación corporal. Esta es una limpieza profunda que se efectúa con suavidad, proporcionando múltiples beneficios.

Beneficios de los exfoliantes corporales

  • Mejora la textura de la piel y la deja suave.
  • Elimina las áreas rugosas con piel muerta de codos, talones, manos y pies.
  • Previene la aparición de puntos negros y granitos.
  • Logra que las cremas hidratantes penetren bien la piel e intensifiquen sus efectos.
  • Aporta luminosidad a tu piel, estimulando la circulación y el oxígeno a la superficie cutánea.

Continuar leyendo “La importancia de la exfoliación en el envejecimiento de la piel”

Anuncios

Belleza desde el interior: preparar la piel con nutricosmética

Estoy muy contenta de enlazar mi colaboración con el prestigiosos blog de Laboratorios Stada y su conocido protector solar Ladival:

Belleza desde el interior: preparar la piel con nutricosmética

Imagen

 

Muchas gracias Ladival 🙂

Maquillaje: 6 errores que suman años

Maria Marinez Eslava - Maquillaje errores

El principal objetivo del maquillaje es que nos veamos más guapas, resaltando las cualidades y ocultando lo defectos pero en ocasiones se nos va la mano o nos equivocamos con los cosméticos o la manera de aplicarlos. Estos son los seis errores más comunes que, en lugar de restar, suman años:

1. Usar tonos oscuros para los labios. Los labios oscuros suman años porque hacen el labio más fino. Si los eliges procura aplicarlo con brillo, y si lo que quieres es rejuvenecer tu rostro apuesta por los tonos claros como los rosas y los corales.

2. Pasarse de polvos. Aunque nosotras nos vemos más favorecidas cubriendo nuestro rostro con una capa de polvos bronceadores el resto del mundo no. Con ello provocamos irregularidad del tono en la piel (zonas como los ojos no adoptan el tono). Además, con el paso de las horas los polvos se acumulan y marcan más las arrugas y las líneas de expresión. Recuerda que los polvos bronceadores están pensados para aplicar en las sienes, el hueso del pómulo, la parte superior de la frente, la barbilla y la nariz.

3. Exceso de iluminador. Hay que aplicar el iluminador con la yema del dedo índice, es decir, a pequeña escala. Mucho iluminador sólo conseguirá resaltar los defectos, en lugar de suavizarlos.

4. Sombras brillantes. El glitter o las partículas brillantes pueden envejecer más de lo que se cree ya que exageran las arrugas y reducen el contorno del ojo. Las sombras mate, en cambio, suavizan.

5. La máscara de pestañas. Si aplicas demasiada máscara de pestañas el peso en las pestañas suma años. Apuesta por una capa ligera y un aplicador que curve y separe, y utilízala en las pestañas superiores e inferiores. Así atraerás la atención hacia los ojos y se la quitarás a las líneas de expresión y patas de gallo.

6. El maquillaje de las últimas horas del día. Si pasas muchas horas maquillada puede que al llegar a casa te sorprendas porque se te ha corrido la máscara de pestañas o el pintalabios ha superado la barrera de las comisuras. Cuanto más fresco mantengas el maquillaje, más joven parecerás durante todo el día, así que acostúmbrate a llevar un pequeño kit de supervivencia en el bolso.

¿Dónde aplicar el iluminador?

El iluminador es un discreto accesorio de tu maquillaje que puede hacer milagros o estropear todo tu look si no te lo aplicas bien, pero no sufras aquí van unos consejos sobre dónde debes aplicarlo:

Imagen

Existen 6 zonas principales en donde puedes aplicar el iluminador:

  1. En el arco de la ceja para dar amplitud a la mirada
  2. En el exterior del lagrimal para iluminar toda el área de los ojos
  3. En la parte superior de los pómulos para borrar los signos del cansancio
  4. En la linea central de la nariz (excepto si tienes una nariz muy ancha)
  5. En la mitad del labio superior (arco de cupido) para que tus labios se vean más carnosos
  6. En la barbilla para definir el contorno de la cara

Continuar leyendo “¿Dónde aplicar el iluminador?”

El iluminador: tu varita mágica

Maria Martinez Eslava - iluminador

Un iluminador permite dar luz donde más interesa y resalta las zonas bonitas del rostro, pudiendo actuar también como corrector sobre las imperfecciones en el rostro e unificando el tono. Además destacarán la zona de la piel donde lo apliquemos.

Consigue iluminar las zonas en donde se aplica reflectando la luz, ya sea por su tonalidad más clara, por los pigmentos metálicos de su composición o por tener una textura en crema o gel con acabado plastificado (tipo gloss).

Aplicaremos el iluminador especialmente en las ojeras pero también lo podemos aplicar en el mentón, el tabique nasal, el lagrimal, la frente, dependiendo de la zona que se desee destacar, por el tipo de maquillaje elegido para ese día en concreto o bien por la fisonomía de la cara.

Generalmente los iluminadores se aplican en los planos altos del rostro, es decir, en las zonas más sobresalientes donde incide antes la luz, por ejemplo, en la parte alta del pómulo, en el arco de los labios, en el tabique de la nariz (sin llegar a la punta y de manera discreta), en el centro del párpado móvil. Continuar leyendo “El iluminador: tu varita mágica”

Estar guapa a los 50: belleza en la edad madura

Imagen

Sumar años y experimentar los cambios propios de la menopausia no está reñido con lucir un aspecto espectacular. Aunque la cosmética esté de nuestra parte, no debemos olvidar lo esencial: adaptar nuestros cuidados a esta nueva etapa.

En la actualidad disponemos de infinidad de cosméticos que nos ayudaran a frenar las huellas que la edad va dejando en nuestra imagen. Ello no significa que no debamos ser concientes de la edad que tenemos y, sobre todo, de los cambios que el proceso natural del envejecimiento producen en el organismo.

La menopausia es uno de los momentos en que los cambios son más numerosos y frecuentes. Esta etapa estará marcada por la disminución de estrógenos, conllevando la pérdida de lípidos, agua y colágeno. Por ello, la manifestación más visible de la piel durante la menopausia es su adelgazamiento y sequedad, de manera que se vuelve más fina y transparente: será más delgada por la disminución de la capa de colágeno y más seca por la reducción en la secreción de sebo de las glándulas sebáceas. Todos estos cambios conducen a una epidermis más rugosa, seca y dura.

Continuar leyendo “Estar guapa a los 50: belleza en la edad madura”