Consejos para un rostro radiante en Primavera

 

Maria Martinez Eslava - primavera en tu rostro

 

¡Por fin ha llegado la primavera! Tras el frío del invierno, que ha dejado nuestra piel deshidratada y reseca, ahora es momento de darle a nuestra piel una cura de limpieza para renovarse.

Piel limpia

La piel requiere de una serie de cuidados específicos en primavera, que deben ir encaminados a recuperarla de su etapa invernal y a protegerla de las agresiones futuras. El primer paso es la limpieza, para después proceder a hidratarla. Y es que una buena hidratación es la base fundamental para mantener la piel en buenas condiciones de cara a los próximos meses de verano. Para ello es muy importante aplicar a diario crema hidratante y una ingesta adecuada de líquidos para aportarle también agua desde dentro.

Un mimo extra

También se pueden emplear mascarillas limpiadoras, la forma más sencilla, cómoda y rápida para renovar la piel de nuestro rostro. Su acción sobre la piel suele ser rápida y de efectos inmediatos y visibles. Nada más retirarla, notaremos la piel más relajada, sin manchas ni impurezas.

Agua fría

Un consejo antiquísimo para mantener la firmeza del rostro es remojarlo con agua fría cada mañana, esto hará que las fibras de tu piel se tensen ayudando a evitar la flacidez. Puedes también usar el último minuto de tu ducha con agua fría para tener este efecto en todo tu cuerpo, si es que no eres propensa a las enfermedades respiratorias o demasiado friolera.

Cuidar la dieta

Y no se puede olvidar la dieta. Si es equilibrada y sana, con alimentos ricos en antioxidantes, carotenos y vitaminas A y E, es muy beneficiosa. Aquí os dejo un listado de alimentos ricos en antioxidantes:

  • aguacates
  • bayas (moras, fresas, frambuesas, arándanos…)
  • brécol
  • repollo y coles
  • zanahorias
  • cítricos
  • uvas
  • cebollas
  • espinacas
  • tomates

Cuidar la exposición solar

Por último, hay que incrementar en esta época la protección. En ocasiones, el sol de primavera es más fuerte de lo que parece y, además, la piel está más sensible ante sus efectos. Por eso, un día en la playa o en la montaña puede ocasionarnos algún susto en forma de inesperada quemadura, por lo que el uso de filtros solares adecuados se hace indispensable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s