Higiene Bucal Infantil

Dentro de la higiene diaria no debemos olvidar el cuidado de nuestra boca durante todas las etapas de la vida,  aparte de mejorar nuestra imagen,  la falta de ésta podría acarrear múltiples enfermedades. Es de gran importancia inculcar hábitos de higiene dental ya des de la infancia, etapa en que los padres jugarán un papel clave. Será importante seleccionar el cepillo y dentífrico adecuado.

Imagen

¿Qué dentífrico es el más adecuado?

La pasta de dientes más adecuada dependerá de la edad del niño, ya que el desarrollo de la dentición pasa por distintas etapas. Deberemos garantizar el máximo efecto protector del flúor frente la caries pero minimizando el riesgo colateral de fluorosis (desarrollo dental incompleto). Por lo tanto,  lo más importante al elegir una pasta de dientes para tus hijos será tener en cuenta la concentración de flúor.

  • Entre 6 meses y 3 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con una 500 ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante. En niños menores de dos años, lo importante que se cepillen los dientes (incluso sin pasta, sólo con agua), el efecto mecánico del cepillado y el que adquieran el hábito del cepillado dos veces al día es lo realmente importante.
  • Entre 3 y 6 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 1.000ppm de flúor y y la cantidad similar a un guisante.
  • Más de 6 años: cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 1.000 ppm de flúor y la cantidad de 1 – 2 cm. La elección entre las distintas pastas de dientes se basará en las preferencias  de sabor del niño, es importante que tenga un sabor agradable para el niño.

Por ejemplo, la pasta de dientes Junior de Vitis tiene una concentración de flúor de 1.000 ppm, adecuada a partir de los 3 años de edad.

Imagen

Trucos para hacer del cepillado un momento divertido

Conseguir que los niños se laven los dientes puede ser una ardua tarea. Así, la clave para que un niño coja el hábito de cepillarse los dientes a diario es hacer que esto se convierta en un momento divertido y no en una obligación.

  • Momento familiar:  convertir el momento de cepillarse los dientes en una actividad familiar. Que los hermanos se laven los dientes todos juntos, o que padres e hijos compartan el momento es una buena táctica para que el niño se sienta a gusto. Seguramente empezará a imitarlos, cuando lo haga, apláudale y dile  lo bien que lo ha hecho, cuanto más feliz y emocionada vea a la familia, más querrá cepillarse los dientes para que los demás se sientan orgullosos.
  • Momento musical: un buen truco es cantar canciones o escuchar su música favorita. Cepillarse al ritmo de la música siempre es una actividad divertida, incluso nos podemos inventar coreografías.
  • Cepillos especiales: elija un cepillo divertido, que le guste, es interesante que el niño le acompañe a elegir su propio cepillo, e incluso comprarle varios cepillos de colores diferentes, para que así pueda cambiar cuando se aburra.

Imagen

  • El baño como habitación de juegos: decorar el baño de forma que le parezca atractivo al niño siempre es una buena idea. Por ejemplo, colocar algunos de sus dibujos por las paredes, permitir que tenga acceso al espejo o comprarle un soporte para colocar el cepillo de dientes que parezca un juguete.
  • Utilizar una aplicación para Smartphones o Tablets:  Podemos utilizar una app como la de Happy Touch, diseñada para ayudar a los niños a lavarse los dientes. Los pequeños de a partir de dos años, podrán limpiarse los dientes con un caballo, perro o liebre. Primero deberán marcar qué han comido y tras ayudar al animal a lavarse los dientes será su turno.                             

Imagen

Consejos a tener en cuenta

  • Dejar que el niño se cepille él mismo, y más tarde hacerle un último repaso para asegurarse que los dientes están bien limpios.
  • Utilizar poca pasta dentífrica, ya que contra más cantidad se usa más espuma se creará en la boca del niño, lo que le dificultará la tarea del cepillado.
  • Asegurar  que el niños escupa la pasta dentífrica. Su ingestión puede llevar a la fluorosis y provocarle manchas en los dientes.
  • Es muy importante su actitud, debemos mostrarnos entusiasmados y hace del momento del cepillado la actividad más emocionante del mundo, eso se lo trasmitirá al niño.
  • Debemos enseñarle al niño  las técnicas correctas del cepillado.
  • En lugar de cepillarse antes de ir a dormir, acostumbre al niño a hacerlo después de la cena, o antes de ver su programa de televisión favorito. Seguramente le dará menos pereza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s